Puerto Rico Mobbing

Monday, May 29, 2006

ACOSO LABORAL O MOBBING EN PUERTO RICO

En Puerto Rico se han realizado pocos estudios sobre el tema de acoso laboral o psicológico en el trabajo, mejor conocido como “Mobbing”. La investigadora Colón (2000) realizó un estudio descriptivo con relación a las leyes laborales y el maltrato en el trabajo.

La Dra. Astrid Soto (2001) realizó un estudio de caso y lo público en un rotativo de Puerto Rico; El acoso moral en el trabajo y su impacto en las organizaciones, el 10 de septiembre de 2001. Dos años más tarde los investigadores Martínez, Arroyo, Rodríguez, Seijo, Sepúlveda y Tirado (2003) realizaron un estudio exploratorio del acoso psicológico en Puerto Rico, con el propósito de identificar los comportamientos de acoso, los efectos del acoso a nivel físico y psicológico. Posteriormente Guzmán, Martínez, Merle, Torres y Viera (2003) realizaron otra investigación con relación al acoso psicológico en una muestra de empleados públicos en Puerto Rico. Luego Rodríguez y Martínez (2003) estudiaron el acoso psicológico en el trabajo en una muestra de empleados públicos de organizaciones de servicios de la salud.

Otro estudio realizado por Arroyo, Martínez y Pérez (2004) estudiaron el acoso psicológico en una muestra de empleados en Puerto Rico. En el 2005 presenté el primer estudio empírico en la Isla: “Las diferentes estrategias de acoso y su relación con los niveles de depresión en una muestra de empleados”.

Al analizar los hallazgos, se encontró que el 90% manifestaron haber sentido algún tipo de acoso. Se encontró en el estudio que existe una relación entre el mobbing y la depresión, sin embargo queríamos conocer cuál era su alcance y a qué niveles afectaba a los participantes que habían percibido algún tipo de acoso psicológico. Como se había hipotetizado, se demostró que existe una relación significativa positiva entre el número de estrategias de acoso psicológico en el trabajo percibidas por los participantes y su relación con los niveles de depresión. En la medida que aumentó el número de estrategias sufridas por las víctimas, consecuentemente aumentaron los niveles de depresión. Además se encontró que las personas divorciadas/ separadas o viudas reportaron un promedio mayor de número de estrategias de acoso percibidas comparado con los casados. Por ultimo, se realizó una comparación múltiple entre los niveles de depresión de los participantes.

Los hallazgos indicaron que las personas con depresión grave percibieron un número mayor de acoso psicológico comparado con las personas normales y los de depresión leve. Esto evidencia que existen personas en las agencias laborando con este nivel de enfermedad y siendo víctimas de acoso. Estos no sólo pone en riesgo al patrono por las pérdidas económicas, baja productividad; sino que también tienen en sus agencias potenciales suicidas. Ante el “mobbing” es fácil que aparezca un estado depresivo severo, que produce la pérdida de ganas de seguir adelante y el interés por todo. Puede darse casos en que la víctima tenga ideas suicidas.

Entonces se hace imperante una intervención médica y psicoterapéutica.
Actualmente estudiantes doctorales en Psicología Clínica, Psicología Industrial/Organizacional y Psicología de la Salud de las diferentes instituciones universitarias están realizando estudios sobre el tema.

Nuestra intención es proveerles las herramientas a ustedes para que no solo conozca sus derechos y pueda defenderse si no brindarle un apoyo incondicional en su situación laboral. Usted no esta solo.

Dra. Jackeline Rosado
Psicologa Clinica-Escolar /Especialista en Acoso Laboral o Mobbing
Oficina Puerto Rico Mobbing
Email: jackierosado@yahoo.com

2 Comments:

At 6:38 PM, Blogger Rimabeli Garced said...

Saludos Dra. Rosado:

Por segurodad voy a mantenerme en anonimato. Actualmente estoy atravesando una situacion dificil en mi area de trabajo. Mi patrono es una persona maltratande con sus empleadas y en ocasiones las hace llorar de lo dura que con ellas. Trabajo en un cuido de niños que lleva muchos años trabajando, muchos años en los que muchas empleadas se han ido y no han hecho nada para detener el abuso. Me considero una persona luchadora y sobretodo respetuosa y jamás le he faltado a mi patrono.
No obstante, los insultos disfrasados y el mal trato hacia mi persona son la orden del dia. Mis capacidades y esfuerzos son pisoteados a diario y francamente me he cansado. Solo llevo tres meses ahi bajo un contrato probatorio pero hoy recibi la noticia de que mi contrato habia sido terminado. Me gustaria saber si existe un lugar en donde yo pueda denunciar esto. Mi email es rimaeva87@gmail.com

 
At 9:44 AM, Blogger zz said...

RESPONSABILIDAD LEGAL POR ACOSO LABORAL O ESCOLAR
Hasta recientemente, los Tribunales en Puerto Rico resolvían en que no procedía la acción de acoso laboral en contra del patrono, porque no existe una ley que así la autorice. En el caso de González González v. Adsuar Muñiz Goyco Seda & Pérez-Ochoa, PSC, la Demandante establece un precedente que cambia esa normativa (Microjuris 2012 TA 133; JTS 500 DTA 2012). En este caso, una Secretaria Legal instó una Demanda incluyendo, entre otras causas de acción, la acción de acoso laboral en contra su patrono el Bufete de Abogados, Adsuar Muñiz Goyco Seda & Pérez-Ochoa, PSC (“AMG”). El Tribunal de Primera Instancia de San Juan (“TPI”), dictó una Sentencia Sumaria Parcial, desestimando la acción de acoso laboral amparándose en que no existe una ley que autorice dicha causa de acción.
La Demandante apeló al Tribunal de Apelaciones (“TA”), alegando que el acoso laboral es contrario al derecho de la dignidad del ser humano y al derecho a la intimidad, protegidos bajo nuestra Constitución. El TA acogió la Apelación y revocó al TPI resolviendo que, aunque no hay una ley que autorice dicha causa de acción de acoso laboral, la misma cae en las acciones por daños y perjuicios causados por culpa o negligencia, regulados bajo el Artículo 1802 del Código Civil de Puerto Rico. Durante años, incluyendo en estos momentos, la Legislatura ha presentado varios proyectos de ley para autorizar dicha causa de acción, pero no han logrado aprobar la misma. El Bufete AMG acudió al Tribunal Supremo de Puerto Rico y éste, en tres ocasiones, denegó revisar la decisión del TA. Esta decisión es muy importante en estos tiempos en que con tanta frecuencia se dan casos de acoso, tanto en el ambiente escolar (bullying), como en el ambiente laboral. Esta decisión lleva un mensaje claro e inequívoco a patronos, autoridades escolares y a padres que, bajo esta nueva normativa, son responsables por los daños a las víctimas de acoso.

 

Post a Comment

<< Home